Homenaje a Stephen Hawking

23 Mar 2018

cartel

 

El pasado día 15 de marzo, en la madrugada, fallecía a la edad de 76 años el prestigioso físico matemático y cosmólogo Stephen Hawking en su domicilio de Cambridge en Inglaterra.

Quiero dedicar un cálido recuerdo a éste gran científico que tanto ha contribuido al desarrollo de la física, las matemáticas y, especialmente, a la cosmología. A los 22 años le fue diagnosticada una esclerosis lateral amiotrófica, ELA, y los médicos le dieron solo dos años de vida. Pero vivió 54 años más. La enfermedad le dejó en una silla de ruedas incapacitándole para  hablar sin la ayuda de un sintetizador de voz, pero se quedó con su privilegiado cerebro en plenas facultades. De su cuerpo solo podía controlar  la flexión de un dedo y el movimiento de los ojos. Su apabullante intelecto, su intuición, su fuerza y su sentido del humor, combinados contra una destructiva enfermedad, convirtieron a Hawking en símbolo de las infinitas posibilidades de la mente humana, y de su insaciable curiosidad.

"Aunque había una nube sobre mi futuro, encontré, para mi sorpresa, que disfrutaba más de la vida en el presente de lo que la había disfrutado nunca", dijo en una ocasión. "Mi objetivo es simple. Es un completo conocimiento del universo, por qué es como es y por qué existe".

El modelo cosmológico actual, apoyado por el desarrollo de las matemáticas y la física moderna, especialmente la física cuántica, trata de llegar a la “teoría del todo” o  “teoría unificada” en la que se tengan en cuenta las fuerzas de interacción fundamentales de la materia - fuerzas gravitatorias, electromagnéticas, nucleares fuertes y nucleares débiles- y también los fenómenos cuánticos.

Hawking estudió de  un tipo de singularidad en el universo que apenas respondía, hasta el momento de comenzar su estudio, a un modelo matemático y a la aplicación de unas ecuaciones, reconstruyendo la teoría formulada entre otros por Albert Einstein y enunció una nueva en la que en contra de lo que se entendía hasta el momento, si hay emisión de radiaciones en esta singularidad cósmica; unas radiaciónes a la que se les han denominado radiaciónes Hawking

Gracias al desarrollo de la astrofísica ha sido posible detectar y analizar radiaciones de origen fósil “procedentes del Big-bang” que permiten deducir el estado del universo en aquel momento singular en el que materia y energía eran una misma cosa y se produjo una gigantesca explosión. Entre estas radiaciones u ondas, recientemente han sido detectadas las llamadas ondas gravitacionales, que son perturbaciones producidas en el horizonte de una singularidad cósmica como lo es un agujero negro. Estas ondas junto con las radiaciones que nos llegan de la llamada “edad oscura” del universo permiten a los cosmólogos comprender mejor el origen y también la evolución del universo.

Stephen Hawking ha sido un hombre no solo con una mente privilegiada sino que ha demostrado que es posible vivir, soñar y crear aun desde una silla de ruedas

Una de las facetas de este prestigioso científico ha sido la de ser un excelente divulgador, preocupado por explicar y hacerse comprender, aquellos temas que muy pocas veces trascienden al gran público. Nos ha dejado escritos más de media docena de libros a los que lógicamente se deben sumar numerosos artículos y escritos de carácter científico y académico. Algunos de estos libros reciben títulos como Breve historia del tiempo, Agujeros Negros y Pequeños Universos, El Gran Diseño, El Origen del Universo, La Teoría del Todo, o el titulado Del Big Bang a los Agujeros Negros, publicado en 1988 y convertido en el libro de ciencia más vendido de la historia.

Recientemente, en 2015,  nos visitó Hawking asistiendo al Starmus, congreso científico celebrado en Canarias. En una entrevista que se le hizo manifestó que: “Caer en un agujero negro es como precipitarse por las cataratas del Niágara con una canoa: si remas lo suficientemente rápido, puedes escaparte. Los agujeros negros son la máquina de reciclaje definitiva: lo que sale es lo mismo que entró, pero procesado”. Así mismo refiriéndose a la inteligencia artificial expresó que: “Los ordenadores superarán a los humanos gracias a la inteligencia artificial en algún momento de los próximos cien años. Cuando eso ocurra, tenemos que asegurarnos de que los objetivos de los ordenadores coincidan con los nuestros”.

En una entrevista al periódico EL País en 2015 cuando le preguntaron su opinión sobre la vida extraterrestre dijo que: “Si los extraterrestres nos visitaran, el resultado se parecería mucho a lo ocurrido cuando Colón desembarcó en América: a los nativos americanos no les fue bien. Estos extraterrestres avanzados podrían convertirse en nómadas, e intentar conquistar y colonizar todos los planetas a los que pudiesen llegar. Para mi cerebro matemático, de números puros, pensar en vida extraterrestre es algo del todo racional. El verdadero desafío es descubrir cómo podrían ser esos extraterrestres".

Stephen Hawking definitivamente se ha marchado a sus galaxias, era un viaje anunciado, un deseo que le mantuvo vivo y lleno de esperanza; esperanza que no pudo ser vencida por su estado de postración física. Ahora viaja y, rodeado de sus partículas favoritas y sus singularidades cósmicas, recibirá la respuesta a sus pregunta: ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde caminamos?

Dijo el eminente físico y divulgador Carl Sagan que somos polvo cósmico, que procedemos de remostas galaxias que un día fueron crisol en donde se formaron nuestros átomos. Es justo y lógico pensar que un día realizaremos el viaje de regreso a nuestro hogar en las estrellas.

Solo la imaginación y la capacidad de equivocarse y aprender de los errores permiten avanzar a la ciencia. Basta con “escuchar y ver” en el silencio de las noches estrelladas para percibir los “susurros del cosmos”.

Más allá de lo visible esta lo invisible y al otro lado de lo invisible esta lo increíble.

La aventura humana se proyecta hacia el cosmos con el deseo de encontrar la verdad, esa verdad siempre cuestionable pero siempre demostrable. Basta con hacerse de un “cuanto – relativo a física cuántica-  de razón” para comprender que habitamos un mundo único, inmenso, pero coherente, lejano pero finito, eterno pero con un comienzo. ¡Fascinante! ¿No creen?

Gracias Stephen Hawking por tu lección cosmológica y humana. Feliz viaje a las estrellas.

José Manuel Ruiz Gutiérrez

20 de Marzo de 2018

 

 

 

Please reload

Entradas recientes
Please reload

  • facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

© 2016

 

Visítanos - LOCALIZACIÓN

Av. Antonio Huertas, 34

13700, Tomelloso

Llámanos

T: 926 501840